Ser daltónico no representa quedarse ciego, significa tener una deficiencia en la forma de ver los colores. Con este problema de visión, una persona tiene dificultades para distinguir el azul, el amarillo, el rojo y el verde. ¿Y quién se encarga de diagnosticar esta condición? El oftalmólogo.
En el siguiente artículo de Clínica Internacional, te explicaremos un poco más sobre los síntomas, signos y causas del daltonismo.
oftalmología daltonismo
El daltonismo (o, deficiencia de visión de colores) es una afección hereditaria que afecta a los hombres con más frecuencia que las mujeres. Se estima que el 8% de los hombres y menos del 1% de mujeres tienen problemas de visión de color en donde la deficiencia de los colores rojo-verde es la forma más común de daltonismo.

Síntomas y signos del daltonismo

¿Tienes dificultad para identificar si los colores son azul y amarillo, o rojo y verde? ¿A veces otras personas te dicen que el color que crees que estás viendo es incorrecto? Si es así, estos son signos comunes de que tienes una deficiencia en la visión de colores.

daltonismo oftalmologia
El término “daltonismo” es engañoso, porque la mayoría de las personas “daltónicas” ven los colores, pero su percepción del color es limitada e inexacta.

Contrariamente a la creencia popular, es raro que una persona daltónica vea solo en tonos grises. La mayoría de las personas que se consideran “daltónicas” pueden ver los colores, pero algunos de ellos, en su percepción, parecen descoloridos y los confunden fácilmente con otros: todo esto depende del tipo de daltonismo que tengan.
Si desarrollas problemas de visión en cuanto a la percepción de colores cuando normalmente has podido ver una gama completa de estos en el pasado, definitivamente debe visitar a tu oftalmólogo. La pérdida repentina o gradual de los colores puede indicar muchos problemas de salud subyacentes, como las cataratas.

¿Qué causa el daltonismo?

El daltonismo ocurre cuando las células sensibles a la luz en la retina no responden apropiadamente a las variaciones en longitudes de onda de la luz, las cuales permiten poder ver una gran gama de colores.
Los fotorreceptores en la retina se llaman varillas y conos. Las varillas son más abundantes (hay aproximadamente 100 millones de varillas en la retina humana) y son más sensibles a la luz, pero son incapaces de percibir el color.
Los 6 a 7 millones de conos en la retina humana son responsables de la visión del color, y estos se concentran en la zona central de la retina llamada mácula.
El centro de la mácula se llama fovea. Esta pequeña área (0.3 mm de diámetro) contiene la mayor concentración de conos en la retina y es la responsable de que tengamos una visión más aguda de los colores.
Si ninguno de tus familiares sufre de daltonismo, es decir, esta condición no te fue heredada, sino que apareció con el tiempo, puede deberse a la deficiencia o ausencia absoluta de los conos. Entre las causas más comunes tenemos:
  • Enfermedad de Parkinson: Debido a que el Parkinson es un trastorno neurológico, las células de los nervios sensibles a la luz ubicados en la retina y en donde se produce la visión pueden dañarse y no funcionar correctamente.
  • Cataratas: Al sufrir de cataratas, la opacidad del lente natural del ojo puede “eliminar” la visión del color, por lo que son mucho menos brillantes. Afortunadamente, la cirugía de cataratas puede restaurar la visión de los colores al eliminar el lente natural y reemplazarlo con un lente intraocular artificial .
  • Neuropatía óptica hereditaria de Leber (LHON): Particularmente prevalente entre los hombres, este tipo de neuropatía óptica hereditaria puede afectar incluso a los portadores que no tienen otros síntomas pero que tienen un grado de daltonismo. Los defectos de visión del color rojo-verde se observan principalmente al sufrir de esta condición.
El daltonismo también puede ocurrir cuando el proceso natural de envejecimiento daña las células de la retina. Una lesión o daño en las áreas del cerebro donde tiene lugar el procesamiento de la visión también puede causar deficiencias en la visión de los colores.

Tratamientos

En la actualidad, no hay cura para el daltonismo. Sin embargo, ciertos métodos pueden ayudarte a percibir mejor los colores. Por ejemplo, aprenderte la posición de ellos en ciertas cosas, como en el semáforo, es una buena idea. La mayoría de las personas puede adaptarse al daltonismo sin demasiados problemas. No obstante, en algunas profesiones, como el diseño gráfico, la persona depende en gran parte de la percepción precisa del color. Para proteger tus ojos y así evitar un desgaste en ellos, trata siempre de seguir lo que el oftalmólogo te recomiende.
El diagnóstico temprano del daltonismo puede evitar problemas de aprendizaje durante los años escolares, particularmente porque muchos materiales de enseñanza dependen en gran medida de la percepción de los colores. Si tu hijo tiene un tipo de deficiencia en la visión de algún color, asegúrate de hablar con sus profesores al respecto.

Lentes para el daltonismo

oftalmología daltonismo lentes
Algunas personas usan lentes especiales para mejorar la percepción de los colores; estos lentes utilizan unos filtros que alteran de manera beneficiosa tu percepción de cualquier tonalidad.
Recuerda hablar con tu oftalmólogo para obtener asesoramiento adicional si tienes dificultades para distinguir colores o si has observado esta dificultad en tus hijos.
En Clínica Internacional contamos con la especialidad de Oftalmología, en donde podrás tratar cualquier problema relacionado con tus ojos así como recibir los mejores consejos para el cuidado de estos. Si deseas reservar una cita con alguno de nuestros oftalmólogos, hazlo a través de nuestra sección Citas en Línea.